miércoles, 17 de octubre de 2007

BODIES

El sábado estuve en la muestra Bodies

Una muestra por demás interesante en cuanto a que aparece un sutil y extraño manejo entre educación, arte y morbo.




El aviso en la entrada reza "todos los especímenes son reales"


y desde cuando dejaron de ser humanos?










Empieza el recorrido desde lo más básico, el esqueleto, y se avanza pasando por los grupos musculares, sistema nervioso, organos internos, vasos sanguíneos, fetos y prótesis.

Se genera un ambiente muy interesante que se desarrolla a lo largo de la muestra:

la primer impresión es la sorpresa ante lo que uno cree que va a ver, luego esa sorpresa cambia de forma, se manifiesta (o no), muta en asombro y después acostumbramiento.

Digo acostumbramiento porque los "especímenes" fueron seres humanos que tuvieron una personalidad, tomaron decisiones, fueron influenciados por sus pasiones y las vueltas de la vida.

Ahora son cuerpos (bodies para los gringos), completamente despersonalizados, desprovistos de todo y expuestos.


Para bien de la ciencia?

Para bien del conocimiento?

Para bien de la riqueza?

... Para satisfacer un apetito...?


Lo que me hace dudar de los fines puramente científicos de esta muestra es la exhibición de ciertas partes completamente trozadas, fileteadas... por ejemplo un cuerpo acostado, trozado de pies a cabeza y separado que llegaba a medir - gracias a su nueva praxis - unos dos metros.

O un cráneo cortado en fetas de unos 4 cm de espesor...








Uno se empieza a adaptar, la iluminación escasa tiñe de una mística oculta todo lo que lo rodea y te lleva, siempre avanzando, hacia las partes externas del cuerpo humano.


La piel de gallina nos diferencia de los muertos y nuestros ojos que buscan inquietos en los restos de humanidad el tacto ausente a lo largo del paseo.


Al final la reflexión, la controversia:


Alimenta al saber o es un reflejo de la posmodernidad?




Hasta la Vista, recordá que un día podés ser vos el embalsamado

Ponele onda


5 comentarios:

macu dijo...

hay un excritor americano que dice que lo bueno de ir al cementerio es que nos recuerda que estamos vivos... Creo que esta muestra nos lo recuerda aun mas y con mayor intencidad.
Linda nota fer

Nando dijo...

"La vida es una cuestión de nervios, de fibras, de células lentamente formadas, en las que se esconde el pensamiento, y la pasión tiene sus sueños"

Oscar Wilde - El Retrato de Dorian Gray

Ignacio dijo...

Nando locura!! entre al flog de ine y entre aca y no te reconoci hasta que entre a tu flog.


Muy groso tu Blog, escribis cosas interesantes. espero entrar mas seguido por estos lares

Un abrazo

Ignacio (mejor conocido como SANCO)jaja

Naico dijo...

Sanco Puto te la comes, igual q nando
Nando Puto te la comes, igual q sanco

Nando dijo...

naico puto te dejás cojer
por sanco y por mi

El Observador